Canción andina colombiana en duetos

1 Cuando el amor muere
1:00
2 El corazón de la caña
1:00
3 Las acacias
1:00

Sobre el álbum

La tradición que supone la interpretación de canciones en dueto ha sido una de las más persistentes en la historia sonora de la música de la zona andina colombiana. Es posible hacer un rastreo en fuentes literarias del amplio gusto por esa práctica en los más diversos ambientes de la vida decimonónica: la intimidad del hogar, las veladas, el trabajo en el campo o en las minas, los paseos y las serenatas, entre otros.
Los procesos de modernización urbana, las migraciones y el crecimiento de las ciudades, la estandarización de los géneros musicales conocidos como nacionales, sumados al impacto social de la divulgación por medio de la radio con sus programas en vivo y las grabaciones en disco, consolidaron un sistema de producción y consumo de obras que rápidamente se constituyeron en características de nacionalidad, articulando poblaciones de todos los rincones del país.
De esa vivencia social se conservan las grabaciones realizadas inicialmente en México y Nueva York y en Colombia (Medellín y Bogotá) a partir de finales de la década de los años cuarenta del siglo XX. Esas grabaciones permanecen bajo el cuidado de coleccionistas que las preservan porque reconocen su valor documental.
En el interés de utilizar la grabación como fuente de estudio para la reconstrucción de sonotipos, los autores analizan una selección de cuarenta y cuatro canciones andinas colombianas grabadas por duetos entre 1908 y 1997, de las cuales no hay fuente escrita, para reconstruir en partituras (que se constituyen de esa manera en fuentes primarias verificables) los elementos de su interpretación en el contexto de su uso social.

Letra

Cuando el amor muere
El corazón de la caña
Una noche le cortaron el corazón a la caña Y desde entonces se escuchan lamentos por los trapiches, Lamentos que van diciendo, nacidos de sus entrañas, Para qué le cortarían el corazón a lacaña? Para qué le cortarían el corazón a lacaña? Una noche le cortaron el corazón a la caña Y desde entonces se escuchan lamentos por los trapiches, Lamentos que van diciendo, nacidos de sus entrañas, Para qué le cortarían el corazón a lacaña? Para qué le cortarían el corazón a lacaña? Lo mismo cortan las vidas por el placer de cortarlas, Para que quede la tierra con dolores en el alma Porque las manos labriegas que saben acariciarlas Las cortan como a la caña por el placer de cortarlas. Las cortan como a la caña por el placer de cortarlas. Lo mismo cortan las vidas por el placer de cortarlas, Para que quede la tierra con dolores en el alma Porque las manos labriegas que saben acariciarlas Las cortan como a la caña por el placer de cortarlas. Las cortan como a la caña por el placer de cortarlas. Un funeral de luceros cubre la piel de la patria.
Las acacias
Ir arriba
a

Lorem ipsum dolor sit amet Lorem Ipsum.
lorem quis bibendum aucto Lorem ipsum dolor
um aucto Lorem ipsum

Siganos en: